El observador del niño en la primera infancia

El observador del niño en la primera infancia

El observador del niño en la primera infancia, permite al agente educativo evaluar las aptitudes, habilidades, así como también, detectar las dificultades del niño. Por lo tanto, a partir de ahí, realizar el acompañamiento al desarrollo y aprendizaje del niño y niña, de igual manera, lleva consigo, una documentación de la cotidianidad.

Este acto supone plasmar en el observador del niño por escrito, imágenes, anotar las voces de los pequeños y de sus creaciones, todos sus progresos, retrocesos que pueda tener, inconvenientes e intereses, con el propósito, de dar respuesta a ello desde la acción pedagógica. Posteriormente, socializar este proceso son sus padres y/o cuidadores, y con todos aquellos agentes educativos que se hallen inmersos en su atención integral, durante la Primera Infancia.

Todo lo anterior se logra, a través de la implementación de estrategias pedagógicas y ambientes enriquecidos, donde los pequeños interactúen, muestren sus intereses, tomen decisiones, en otras palabras, sean ellos los actores principales, puesto que, es en esos momentos de naturalidad e independencia, donde se logran observar sus avances y cambios más representativos.

Qué deben los agentes educativos anotar en el Observador

Los agentes educativos en la Primera Infancia, deben, de acuerdo a lo anteriormente dicho, pensar en las formas propias en que cada niño y niña se desarrolla y aprende. Puesto que, son el soporte sobre el cual se organizan las dinámicas educativas y se logra observar, escuchar, anotar y detallar sus formas de jugar y expresarse en el observador.

De igual manera, se debe anotar en el observador del niño su manera de moverse, de cómo se relacionan con sus pares y adultos, cómo exteriorizan sus preferencias y todo aquello que los llena de emoción.

En la misma línea, ver las maneras como ellos exploran su entorno, identifican sus reacciones ante sus conquistas, sus interrogantes, sus explicaciones, los lazos de afecto que van creando con sus historias preferidas.

 Por otro lado, también se debe anotar en el observador, sus capacidades para la resolución de conflictos, para dirimir desacuerdos con sus pares, e impresionarse ante sus logros en relación con su independencia y autonomía.

Ejemplos de Observador del niño en Primera Infancia

Existen diversas formas de plantear los observadores del niño en la Primera Infancia. Aquí les dejo tres modelos que pueden ser de mucha utilidad a los agentes educativos en su labor docente.

Puedes descargar los siguientes formatos: Observador del niño – El diario de campo – La Bitácora y el Seguimiento al Desarrollo – dando clic al siguiente botón que te llevará a la página de descarga.

Rosmira Durango Causil
Sígueme en:

8 comentarios en “El observador del niño en la primera infancia

  1. Buenas tardes muy lindo trabajo. Gracias por compartir nos tu experiencia.

  2. Hola muy buenas noches , me parece muy interesante su trabajo, me gustaría que me pidiera colaborar con un ejemplo de una experiencia significativa , cómo se argumenta , gracias

  3. Excelente ayuda gracias Dios les siga dando sabiduría para seguir impartiendo sus excelentes ideas

  4. Blanca Martha Cárdenas dice:

    Me gusta la metodología que sé va a trabajar con estos formatos para los niños y niñas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *