Dimensiones del desarrollo Infantil de 1 a 3 años

Dimensiones de la Primera Infancia

Dimensiones del desarrollo Infantil: Al abordar la adquisición de conocimientos por parte de los niños debemos inmediatamente pensar en el fortalecimiento del desarrollo integral del pequeño. Por lo tanto, se puede definir como ofrecerle al niño los elementos que se requieren para que crezcan como personas, tendiendo a potencializar todas sus características, condiciones y potencialidades.

En esta etapa se han de tener en cuenta varias dimensiones del desarrollo infantil como por ejemplo: cognitiva, comunicativa, corporal, social afectiva y artística.

El funcionamiento de cada dimensión en la primera infancia precisa el desarrollo del niño en cada ciclo apoyándose una con otra, ante lo cual, el agente educativo debe orientar los procesos para obtener el mejoramiento de la calidad de vida en su entorno social.

A continuación, presentaremos las distintas dimensiones del desarrollo infantil que se deben tener presentes, según los lineamientos curriculares: Dimensión Cognitiva, Dimensión Comunicativa, Dimensión Corporal, Dimensión Socio Afectiva.

Dimensiones del desarrollo en niños de 1 a 2 años

desarrollo en niños de 1 a 2

Dimensiones del desarrollo infantil de 1 a 2 años: Desde que los niños y niñas nacen hasta que cumplen los dos años de edad se hallan en la ETAPA SENSORIOMOTRIZ. Esta dimensión del desarrollo infantil se encuentra fraccionada en diversos estados en los que los niños van logrando ciertas capacidades. Esta edad se distingue por la exploración activa y la representación mental, lo cual trae consigo, la habilidad de actuar voluntariamente sobre el entorno debido a todas sus experiencias anteriores.

Por esta razón, resulta relevante proponer a los niños en actividades que incentiven y estimulen su desarrollo en todos los ámbitos: sensoriales, motricidad gruesa, motricidad fina, comunicativa y cognitivas.

CORPORAL:

A partir del momento del nacimiento del bebé se inicia la activación de su desarrollo sensorial, así como también, de la actividad motriz. Es a través de este canal, por donde los niños y niñas obtienen información de su ambiente (colores, formas, olores, sabores, sonidos) y de igual manera de su cuerpo (sensación de hambre, de frío, de posiciones del cuerpo en el espacio, etc.) Debido a esta información, los pequeños serán capaces de emitir respuestas de acuerdo a las condiciones del ambiente, por lo tanto, realizará acciones inteligentes. Este proceso implica la experimentación a través de los sentidos, por consiguiente, facilita las funciones cognitivas y emotivas.

MOTRICIDAD GRUESA:

El desarrollo de esta habilidad implica el dominio y movimiento de los músculos grandes, tales como los del tronco, cabeza y extremidades. Desde el momento mismo de su nacimiento los bebés inician el desarrollo de esta motricidad, las cuales se desarrollan de arriba hacia abajo. De esta manera se evidencia inicialmente el dominio de la cabeza, cuando no existe ningún problema de salud que lo impida. Posteriormente controlan el tronco y comienza a tener mayor equilibrio, a partir de entonces, logra girarse y sentarse. Ocasionalmente, un niño puede o no usar la parte inferior de su cuerpo al realizar acciones como gatear, deslizarse por los muebles y caminar.

MOTRICIDAD FINA:

A partir de esta edad, el niño aprende a ponerse su ropa y a quitársela, a utilizar utensilios para comer y a tomar agua o refresco en vaso sin ayuda del adulto. Puede hojear un cuento página por página, tomar un lápiz o crayón para hacer garabatos sobre alguna superficie y también es capaz de encajar piezas. Los pequeños en edad de dos años, alcanzan nuevas habilidades manuales, lo cual les posibilita usar sus manos y maniobrar elementos pequeños con mayor habilidad y coordinación. Consecuentemente, las muñecas, los dedos y las palmas de las manos se adecuan para desempeñar funciones concretas como comer y beber solos. Ante todos estos progresos el niño adquiere cada vez mayor autonomía.

COGNITIVO:

El interés primordial de un niño desde su nacimiento es, conocer, descubrir, saber, por lo tanto, curiosea y explora todo cuanto existe a su alrededor. A medida que crece va construyendo su conocimiento, cotejando, estudiando y detallando, estableciendo a su vez, relaciones y rangos.

A través del juego imaginario, el niño logra apropiarse de la realidad de su entorno, tomando elementos con el fin de lograr representar una imagen mental.

El aprendizaje lo logra a través de las rutinas, la repetición de actividades y secuencias, puesto que de esta manera obtiene conocimientos temporales y espaciales. Durante esta etapa se inicia el control de esfínteres.

COMUNICATIVA:

En lo que concierne al lenguaje, se puede decir que es un medio de comunicación, que le permite al niño entrar en su entorno cultural y lograr regular sus procesos a nivel mental. El lenguaje aparece cuando ya se ha dado un proceso cognitivo. Al cumplir 20 meses hacia los dos años los niños comienzan a expresarse combinando palabras de dos en dos. Generalmente comienza a emitir expresiones con significado como verbos y nombres, no pronuncia artículos ni conjunciones ni preposiciones.  A partir de los dos años, ya comienza a emitir frases largas, con dos o más palabras. Puede hacer preguntas y a la vez responder interrogantes, puede entablar una conversación sobre cosas cotidianas o vivencias cercanas, acatar órdenes e instrucciones sencillas. En definitiva, podemos afirmar que los niños y niñas a esta edad están llenos de energía, vitalidad y mucha curiosidad.

Dimensiones del desarrollo en niños de 2 a 3 años

desarrollo en niños de 2 a 3 años

Dimensiones del desarrollo infantil de 2 a 3 años: Los niños y niñas a medida que crecen y van pasando de una etapa a otra, van presentando avances en su desarrollo. Es necesario resaltar, que cada uno lo hace a su propio ritmo. Se presentan, por consiguiente, avances por áreas, por ejemplo, algunos en lenguaje están muy bien, pero en el área sensorio motriz están un poco atrasados.

A continuación, vemos la clasificación por áreas: crecimiento físico, desarrollo cognitivo, desarrollo afectivo y social, desarrollo del lenguaje, y desarrollo sensorial y motor.

Dimensión corporal

En la dimensión corporal en la primera infancia, los niños y niñas en edad de tres años:

  • Han aumentado peso y talla notablemente.
  • Su figura ha cambiado un poco, puesto que, el abdomen se les va aplanando en forma gradual
  • Ya tienen todos sus dientes de leche.

Dimensión cognitiva

En la dimensión cognitiva en la primera infancia, los niños y niñas a esta edad:

  • Ya saben su nombre y cuántos años tienen, de igual manera su sexo.
  • Son capaces de seguir instrucciones de 2 a 3 pasos, por ejemplo: “Toma la caja, recoge tus juguetes y ponla en su lugar”
  • Pueden entender y aplicar el concepto de dos, por ejemplo, saben cuando tienen dos golosinas, en lugar de una. Aunque, aún no logran comprender el concepto de cifras mayores.
  • No saben contar aún, solo mencionan una secuencia numérica de memoria. De la misma forma, dicen letras que memorizan, pero, aún no poseen la capacidad de identificarlas por separado. Sin embargo, algunos niños muestran mucho interés por las letras y los números, evidenciándose mayor habilidad con ello.
  • Les fascinan los rompecabezas de 3 o 4 partes. Poseen la capacidad de ordenar piezas según diversos criterios, por ejemplo, forma, color, tamaño.
  • Poseen gran imaginación y fantasía. Mediante el juego interactúan con sus muñecos, imaginando que éstos hablan y juegan con ellos.

Dimensión socio afectiva

En la dimensión socio afectiva en la primera infancia, a esta edad la mayoría de los niños:

  • Experimentan una gran cantidad de emociones.
  • Pueden separarse con facilidad de sus padres
  • Muestran expresiones de afecto abiertamente.
  • Comprenden la noción “mío” y “tuyo”. Les cuesta un poco compartir sus juguetes con sus pares y presentarse conflictos entre ellos, durante el juego.
  • Saben si son niños o niñas, aunque aún, no comprenden la diferencia de sexo.
  • Muestran especial interés en aprender a ir solos al baño. Mientras están despiertos logran permanecer secos.

Dimensión comunicativa

En la dimensión comunicativa en la primera infancia, ya los niños:

  • Logran aprender nuevas palabras de manera rápida. En su gran mayoría identifican y nombran objetos comunes.
  • Se expresan con frases de más de tres palabras, su lenguaje es más claro, usan correctamente los pronombres, yo, tú, él, mi, nosotros. Asimismo, usan palabras en plural, por ejemplo, “muñecos” cuando tienen o ven más de uno.
  • Son curiosos y siempre preguntan “por qué” y “qué”.
  • Comprenden casi todo lo que escuchan

Dimensión sensorio-motriz

En la dimensión sensorio-motriz en la primera infancia, para esta edad los niños:

  • Logran tener mayor dominio de su esquema corporal, realizan movimientos musculares más grandes, por ejemplo:
    • Correr.
    • Trepar.
    • Saltar.
    • Pedalear un triciclo.
    • Patear una pelota.
    • Agacharse fácilmente.
  • Desarrollan habilidades motoras finas, por ejemplo:
    • Trazar un círculo.
    • Utilizar algunos utensilios con habilidad (una taza, un tenedor y una cuchara)
    • Pueden ponerse algunas prendas de vestir sin ayuda del adulto, por ejemplo, aquellas prendas que no tienen botones, sino cremalleras o broches.
    • Hojear una a una las páginas de un cuento.
    • Construir una torre de varios bloques.
    • Sujetar crayones o lápices con los dedos índice y pulgar correctamente.
    • Enroscar y desenroscar tapas de botellas.
Rosmira Durango Causil
Sígueme en:

7 comentarios en “Dimensiones del desarrollo Infantil de 1 a 3 años

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *