4 Etapas de las Habilidades Motrices Básicas

4 etapas de las habilidades motrices básicas

Según estudios realizados los niños desarrollan sus habilidades motrices básicas en 4 etapas. A continuación definimos cada una de las etapas y las actividades respectivas por cada una de ellas.

Habilidades Motrices 4 a 6 años- Etapa 1

Habilidades Motrices 4 a 6 años

Esta etapa va de los 4 a los 6 años de edad, en este período juegan un papel muy importante las capacidades perceptivas de los niños. Puesto que empiezan a comprender su cuerpo y cómo interactúa con el espacio que le rodea. Las actividades propias en este período son de exploración y descubrimiento, de igual manera las actividades encaminadas al desarrollo de la lateralidad.

ACTIVIDADES:

JUEGOS CON PELOTAS Y AROS

Esta vez jugaremos en parejas con elementos como aros y pelotas de trapo, ejecutando acciones como: – Saltar del lado izquierdo o al lado derecho del aro que está ubicado en el piso, según sea la orden. – Meter el pie derecho en el centro del aro y a determinada señal cambiar de pie. – Girar el aro en el brazo derecho e izquierdo. – Avanzar hacia el lado derecho saltando de aro en aro con pies juntos. – Coger una pelota y jugar con ellas, tirarla al aire con la mano derecha y recibirla con la mano izquierda. – Hacer rodar la pelota por el piso con el pie derecho, el mismo ejercicio con el pie izquierdo

JUEGO EL REY MANDA.

Un adulto hace el papel del rey y ordena que los niños se organicen en filas para iniciar el juego. Apoyándose con láminas de flechas de diferente color y en diferente dirección.

El rey da las siguientes órdenes: – Ha mandado a decir el rey que levanten la mano que indica la flecha. – Ha mandado a decir el rey que inclinen el cuerpo hacia el lado que indica la flecha. – Ha mandado a decir el rey que doblen la rodilla izquierda – Ha mandado a decir el rey que doblen la rodilla derecha – Ha mandado a decir el rey que avancen dos pasos al lado derecho – Ha mandado a decir el rey que avancen dos pasos al lado izquierdo – Ha mandado a decir el rey que salten en el pie derecho – Ha mandado a decir el rey que toquen su mejilla derecha – Ha mandado a decir el rey que toquen su mejilla izquierda – Ha mandado a decir el rey que toquen su oreja derecha – Ha mandado a decir el rey que toquen su oreja izquierda. Se repite utilizando la demás partes del cuerpo

DESARROLLO DE GUÍAS PEDAGÓGICAS

Estando los niños orientados por un adulto desarrollan guías pedagógicas donde aplican el dominio de la lateralidad en el espacio gráfico. – Colorea de azul los zapatos que van a la derecha y de rojo los que van a la izquierda. – Coloreo el lado derecho del niño – Pico las lámparas que están ubicadas al lado izquierdo del poste. – Coloreo únicamente las tazas que tienen el aza al lado derecho. – Pego bolitas de papel a los peces que se dirigen al lado izquierdo. – Encierro las flechas que indican al lado derecho. – Dentro del paisaje coloreo únicamente los animales que se dirigen a la izquierda

Habilidades Motrices 7 a 9 años- Etapa 2

Habilidades Motrices 7 a 9 años

Ocurre entre los 7 y los 9 años. Es el momento ideal para que los niños desarrollen la motricidad básica, ya que los movimientos se vuelven más complejos y se van perfeccionando. En este período es aconsejable llevar a cabo ciertas actividades lúdicas que requieren competencia.

Habilidades Motrices 10 a 13 años- Etapa 3

Habilidades Motrices

Se da entre los 10 y los 13 años. En esta fase ya existen abundantes habilidades consolidadas en el niño, así que es momento de relacionarlas con el desarrollo de actividades deportivas o expresivas. Conviene que se trabajen las habilidades genéricas (combinaciones de habilidades básicas), que pueden aplicarse a deportes.

Habilidades Motrices 14 a 17 años- Etapa 4

Habilidades Motrices

Por último, desde los 14 a los 17 años comienzan a pulirse las habilidades motrices específicas. Para este autor, aquí podrían practicarse las habilidades gimnásticas o las deportivas de manera extraescolar.

Motricidad y movimiento: ¿Para qué sirven las actividades motrices?

Motricidad y movimiento

Las actividades motrices contribuyen al adecuado desarrollo físico, emocional y social de las personas, y son especialmente importantes en la primera infancia. Existen dos tipos de actividades motrices: las destrezas y las tareas.

Destrezas motrices

Por un lado, las destrezas motrices se refieren a la capacidad para coordinar la movilidad en las extremidades y/o diferentes segmentos del cuerpo, con el objetivo de conseguir una meta específica. Aquellos movimientos que implican actividades cognitivas, sensoriales y motoras (haciendo hincapié en estas últimas) son acciones de elevada destreza.

Un ejemplo son las destrezas deportivas, las cuales suponen un despliegue de habilidades genéricas, aplicadas a la ejecución de un deporte en concreto.

Tareas motrices

Por otro lado, entendemos por tarea motriz el acto específico mediante el que desarrollamos y ponemos de manifiesto una habilidad o una destreza. Luego, arrojar un balón a lo lejos sería una habilidad motriz; lanzar un balón a canasta con la técnica específica del baloncesto sería una destreza motriz; y la ejecución práctica de cualquiera de las dos, sería la tarea motriz.

Es decir, llevar a cabo tareas motrices sirve para perfeccionar tanto las habilidades como las destrezas motrices.

Propuestas de actividades motrices para niños

Hay distintas actividades que pueden ayudar a los niños de edades tempranas a optimizar el desarrollo de su motricidad, pero las más populares son las siguientes:

  1. Juegos con pajitas: Ensartar pajitas es una ocupación fantástica para fomentar el progreso de la motricidad fina en los más pequeños. Requiere concentración, alimenta el uso de la pinza entre el pulgar y el índice, y fortalece de manera natural los músculos de la mano, fundamentales para sujetar correctamente el lápiz.
  2. Actividades con gomas: Los niños podrán aumentar sus habilidades de motricidad fina mientras colocan gomas alrededor de los tubos. Es una actividad muy sencilla, pero puede constituir un reto divertido.
  3. Ejercicios con canicas: El componente sensorial es estimulado gracias al peso, la textura lisa y dura, y el sonido que producen al entrar en contacto con cristales o metales, de estas bolitas. Les resultará entretenido mover las canicas de un cuenco a otro.
  4. Escritura y ortografía: Realizar tareas o ejercicios de ortografía, podrá ayudar a mejorar la precisión y/o motricidad fina. En los casos de los niños con dislexia, esta actividad suele ser muy efectiva, ya que este tipo de trastorno afecta directamente a la motricidad y desarrollo.

Rosmira Durango Causil
Sígueme en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *