Desarrollo infantil en la Primera Infancia

Desarrollo en la Primera Infancia

La Primera Infancia es la etapa comprendida entre el nacimiento y los primeros seis años de edad, en este tiempo se sientan las bases requeridas para la formación y el bienestar que estarán presentes a lo largo de la vida de cada ser. Por consiguiente, el desarrollo infantil en la Primera Infancia es la etapa con mayor relevancia en nuestras vidas, es decir, que de aquí depende el futuro de los adultos y por ende de la sociedad del mañana.

Cuando iniciamos este proceso, las miras o el norte deben ser siempre, la creación de un mundo mejor. Por lo tanto, se hace necesario preservar y velar por el buen desarrollo infantil en la Primera Infancia, es aquí donde los padres y la sociedad en general juegan un papel muy importante.

Importancia del desarrollo infantil en la Primera Infancia

Desarrollo en la Primera Infancia y su Importancia

Todo aquello que sucede alrededor del niño, durante sus primeros seis años de vida, es lo que cimentará su futuro. De todas estas vivencias dependerá en gran medida su construcción neuronal y serán determinantes también en su aprendizaje y comportamiento a lo largo de su vida.

Es por ello, que debemos comprender cuan importante es todo lo que se vive en esta etapa de la vida, y lo determinantes que son estas experiencias que permanecen con cada ser para siempre. No obstante, este inicio lo pueden condicionar diversas causas familiares, de la comunidad y su entorno. En este orden, los pequeños necesitan recibir estimulación, cuidados, seguridad y alimentación sana, por parte de su familia y su entorno inmediato.

Inconvenientes al buen desarrollo infantil en la Primera Infancia

Inconvenientes al buen desarrollo en la Primera Infancia

Existen diversas razones, en varias partes del mundo, donde el desarrollo infantil en la primera infancia continúa presentando inconvenientes. Una de las mayores dificultades, la afrontan los padres de familia por la ausencia o escasez de recursos, lo cual repercute en el buen desarrollo de los hijos, puesto que no les pueden brindar todo lo necesario para que éste se de en buena manera.

Por consiguiente, los pequeños se hallan en condiciones de vulnerabilidad, sobre todo por las carencias, desnutrición, problemas de salud y falta de espacios de estimulación. Esta parte afecta directamente su desarrollo a nivel psicomotriz, cognitivo y socioafectivo. Cabe resaltar, que al no darse las condiciones para que el desarrollo sea óptimo, se ve afectado el ahora y el mañana de los pequeños.

Los niños que se ven envueltos en un mal desarrollo infantil en la primera infancia, por lo general tienen dificultades en la etapa escolar, esto a su vez repercute en sus ingresos en el futuro, lo cual conlleva a un alto índice de fecundidad. Por ende, no se ocuparán bien de sus hijos y con todo esto se propaga la pobreza de generación en generación.

Afianzar el buen desarrollo en la Primera Infancia

Afianzar el buen desarrollo en la Primera Infancia

Resulta fundamental que se afiance el adecuado desarrollo de los niños y niñas en la Primera Infancia. Este buen desarrollo inicia desde el mismo momento en que tanto la madre como el recién nacido tienen accesos a los servicios de salud, a una abuena alimentación y ambientes enriquecidos. Cuando hablamos de ambiente, incluimos, no solo el núcleo familiar, sino también, toda la familia, la sociedad e inclusive la nación, a la cual pertenece el niño.

Uno de los puntos clave para que los niños tengan igualdad de oportunidades de triunfos, es garantizando sus derechos, en esta medida, existen entes jurídicos que velan por el buen desarrollo de los pequeños tanto en lo particular como en lo colectivo. Es por ello que hablamos de alimentación adecuada, espacios de juego, amor, protección, etc.

De acuerdo a todo lo anteriormente dicho, y no perdiendo de vista que se debe promover la educación inicial integral y que las actividades y vivencias de los niños y niñas en esta etapa de la vida, contribuyen al buen desarrollo infantil en la primera infancia. Queremos dejarles unos consejos para aumentar la calidad de aprendizaje en los pequeños.

1. Hábitos diarios

Los hábitos son muy importantes durante esta etapa de la vida, se hace necesario instaurar horarios específicos para algunas actividades con las cuales los pequeños tendrán nociones de horarios de alimentación y descanso. Por ejemplo, destinar entre 30 y 45 minutos para cada comida y 60 minutos para hacer siesta en las horas de la tarde, esta rutina es muy sana y beneficiosa en esta edad.

Hay quienes piensan que, si los niños hacen la siesta, no duermen bien por la noche y noes así, claro que se debe hacer en horas no cercanas a la noche para que no interfiera con el sueño nocturno, sino que sea un sueño reparador.

2. Ambientes enriquecidos

Se deben propiciar ambientes enriquecidos donde los niños y niñas logren apropiarse de todo aquello que los rodea, conocer, explorar, descubrir, investigar y de esta manera poder interpretar y desarrollar todas las habilidades tanto a nivel cognitivo como motor.

3. Papel y crayolas

Es relevante que los niños y niñas tengan a su alcance materiales como papel y crayolas, ya que través de ellos se expresan y representan su realidad. Hay un sinnúmero de actividades creativas que se pueden realizar con los pequeños con el fin de estimular y desarrollar sus habilidades y promover a su vez el aprendizaje.

4. Personajes mágicos-títeres

Este recurso es muy importante dentro de la educación inicial, ya que permite a niños y niñas expresar sentimientos, pensamientos y emociones, de igual manera, aumenta en ellos la capacidad de atención, les permite imaginar situaciones, que los acerca aún más al medio en que se desenvuelven, además, tiene innumerables posibilidades educativas.

5. Olores que perduran en el tiempo

Una táctica para que aquellos momentos vividos con los pequeños sean recordados siempre, es utilizar fragancias agradables que marquen dicho momento, es una buena manera de inmortalizar esas vivencias para que perduren en la mente de los pequeños esos recuerdos, que a lo largo de la vida los relacionarán cada que se hallen ante determinados olores.

6. Recursos de acuerdo al momento de desarrollo de los niños

Los recursos didácticos y artísticos, teniendo en cuenta la edad y el momento de desarrollo de los pequeños son muy importantes. Es recomendable, por ejemplo, que tanto padres como educadores proporcionen a los niños materiales que ejerciten la coordinación óculo-manual y estimulen la memoria.

Por ejemplo, como es el caso de los puzles, encajables, armatodos, etc. De la misma manera, aquellos elementos que les permita desarrollar en ellos las habilidades motrices finas y la comprensión lógica, como lo son los ábacos y dominós

7. Interacción con la naturaleza

Es recomendable que los niños y niñas tengan experiencias con la naturaleza, en lo posible, tres días a la semana, que jueguen libremente, se ensucien, cacen bichos, treparse en los árboles, tirar piedras en las charcas, en fin, todas estas actividades de interacción con la naturaleza contribuyen al desarrollo cognitivo y emocional de los pequeños.

Estudios realizados revelan que los niños que habitan en zonas rurales (campo) sufren menos enfermedades, son más imaginativos, poseen mejor condición física, son más creativos, exploradores, etc.

8. Evita el NO constante

Muchas veces ante la curiosidad e interés de los niños y niñas por descubrir el mundo, solemos siempre decir NO, esta expresión recurrente, coarta, cohíbe, produce inseguridad, temor y limita las interacciones y el desarrollo de los pequeños con el medio que los rodea.

Rosmira Durango Causil
Sígueme en:

4 comentarios en “Desarrollo infantil en la Primera Infancia

  1. buenas noches muchas gracias lo que me compartio es de gran ayuda soy madre comunitaria trabajo con n iños de 2 a 5 años

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *