Etapas de la Primera Infancia

Etapas de la Primera Infancia

Al disertar sobre las etapas de la Primera Infancia, hacemos alusión al período que acontece desde que el niño nace hasta su madurez. Ciertamente, en este ciclo surgen diversos momentos que marcan el ritmo del desarrollo de cada niño y niña, según sus particularidades físicas, psicológicas y sociales. Por lo tanto, no todos los niños son iguales, por esto en esta etapa se deben tener en cuenta sus intereses, necesidades y particularidades.

Las etapas de la primera infancia

  • La primera infancia (1-3 años)
  • La primera infancia (3-6 años)

La educación inicial es un ciclo de aprendizaje para el niño donde va a lograr las competencias básicas para poder relacionarse con el mundo. Es decir, se darán un conjunto de cambios cada vez más profundos en las siguientes áreas: cognitiva, del lenguaje, socio-emocional y motora. Todo esto implica, en los niños y niñas la consecución progresiva de habilidades.

Qué ocurre en cada una de estas etapas de desarrollo

En estas etapas de la primera infancia, debemos comprender el modo de actuar, pensar y sentir de los niños y niñas. Para lo cual, vamos a numerar las características de cada fase que pasan los pequeños durante su desarrollo, en las etapas de la infancia temprana.

Etapa de (1-3 años)

Primera infancia de 1 a 3 años

Este tiempo concuerda con el ciclo en que los niños asisten a la escuela infantil, por tal razón veremos los avances que se presentan en cada una de las áreas del desarrollo.

– Área cognitiva: Durante este ciclo el pensamiento de los niños y niñas es egocéntrico, comprenden todo cuanto sucede en su entorno a partir de ellos mismos. Es decir, sienten que son el núcleo de todo lo que acontece a su alrededor. No logran pensar en otras personas ni reconocer los puntos de vista de los demás, en conclusión, se les dificulta tener en cuenta otros criterios.

– Área del lenguaje: Comunicación en forma oral. En esta área los niños comienzan a apropiarse del lenguaje. Por ejemplo, inicialmente pronuncian o se comunican solo con palabras sueltas, poco a poco va adquiriendo la capacidad de producir frases simples, aunque con equivocaciones.

– Área socio-emocional: El juego se sigue presentando en paralelo, es decir juntos, pero no revueltos. A pesar de hallarse en medio de otros niños, ellos prefieren jugar solos, sin relacionarse con los demás ni compartir sus juguetes, muy por el contrario, quitan los juguetes a los otros niños. Sin embargo, al terminar esta fase es donde los pequeños empiezan a compartir sus juguetes con otros iniciándose de esta manera el proceso de socialización.

Área motora: En esta área es donde se evidencia la capacidad que poseen las niñas y niños de interesarse, reconocer y observar, lo cual se convierte en  la base de su aprendizaje. También a nivel físico se dan cambios, solo que no tan rápido como en las otras etapas, sino lentamente.

Etapa de (3-6 años)

Primera infancia de 3 a 6 años

Aquí se evidencian avances significativos en cada una de las áreas del desarrollo de los niños.

– Área cognitiva: En esta etapa los niños y niñas adquiere la capacidad de atribuir estados mentales (pensamiento, creencias, sentimientos, deseos…) a otras personas o a sí mismo, por lo tanto, representa un aspecto fundamental y necesario para el desarrollo de las capacidades sociales. Esta adquisición de la teoría de la mente en los niños es relevante en la primera infancia.

– Área del lenguaje: Se da un buen manejo y dominio del lenguaje, es decir que se evidencia en forma correcta. Es su herramienta principal de comunicación.

– Área socio-emocional: A partir del surgimiento de la Teoría de la mente se favorece la interacción con los pares. Es decir, se refleja el goce por la compañía de otros niños y niñas con los que se desarrolla y adquiere la habilidad de compartir juegos y logros de manera espontánea. Tienen la capacidad de aceptar tratos y acuerdos cuando se presentan discusiones, discrepancias o conflictos entre pares.

En estas etapas de la primera infancia, debemos velar por la atención integral de los niños y niñas. Es decir, promocionar la nutrición, la salud y los ambientes sanos. De igual manera, las prácticas socioculturales y educativas que potencien el progreso integral de los peques.

Artículos relacionados:

Rosmira Durango Causil
Sígueme en: